Mención especial del Concurso de Sant Jordi, por Carlos Skliar

Se acerca a mí. Está a unos pocos pasos. Su aroma es el de un paisaje que reconozco y desconozco al mismo tiempo: mezcla de ovillos rojos y almendros. Camina siguiendo la forma de la brisa y los árboles parecieran obedecerle. Tiene los ojos acentuados, como si al mirar escuchara o como si uno se viera obligado a la desaprensión de sus propias falsedades. Ya está a menos de dos metros. Al fin podré decirle todo lo que siempre imaginé. Por ejemplo: que medio cuerpo suyo es sonrisa y el otro medio cuerpo un vendaval. Tiemblo, como si estuviera a punto de encontrarme con un mito, como si la tierra se abriese por encima, como si el mundo fuese una lluvia a punto de detenerse. Aquí está, ya casi a mi lado. Pero me quedo absorto cuando pasa y no digo nada. ¿Cómo decirlo? ¿En qué lengua? ¿Con cual respiración? Ojalá siga pasando por aquí cada día y que alguna vez pueda decirle algo. Espero que no sea demasiado tarde. Espero que no pase demasiado tiempo. Espero. Por ahora sólo tengo once años.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Acrocorinto © 2018 All Rights Reserved

http://acrocorinto.com/wp-content/uploads/2011/12/acrocorinto3.jpg

Designed by WPSHOWER

Powered by WordPress