Me desprendo de ti, yo por Edmar T.Vega

I

Todo recae en ti, sólo necesito tiempo,

tiempo para ti, para desprenderme de ti

para romperte del molde de obsidiana del

que fuiste creado

 

De la soledad y el silencio apareciste,

eres el principio de todo, el génesis del

rayo, origen de toda creación otorgada

por mi propia voz

 

Tu voz engendra, pero marchita todo

cuanto toca,

hoy te desprendes de mí, expulso tu

lengua de fuego que quemó las palabras

 

Ya no soy uno sino varios, como un

conjunto de voces gritando, como la furia

con que rompen las olas en tormenta.

De nada sirve el papel ni el llanto.

 

Y con esta obstinación que tanto me

desquicia, te repito en voz baja estas

palabras: tiempo, tiempo es lo que tengo

para ti, para desprenderme de ti, yo.

 II

Amanecen las palabras y

entre tú yo no existen puentes, ni el

río azul de terciopelo que arrasó con las

horas del desvelo

Entre tú yo ya nada nace o crece

Lo que fuimos, ahora es musgo entre las

piedras y de lo que fue es ahora un

bosque extinto

Amanecen las palabras e interrumpe una

luz, dos ojos de serpiente que arden ya

sin llamas, arden con el tiempo, queman

las palabras

De la región más transparente te sepulto

poco a poco. No es tu voz la que me

mueve ya son otras que del polvo me

ascienden

Padre cielo, madre sangre, denme la nota

intermitente para alejarte de todo

movimiento. No te abras, no te escondas,

no lo sueñes.

Amanecen las palabras

Y entre tú y yo no existe nada

Un poema roto

Un silencio absurdo

Eres yo pero sin rostro

[revista completa]

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Acrocorinto © 2018 All Rights Reserved

http://acrocorinto.com/wp-content/uploads/2011/12/acrocorinto3.jpg

Designed by WPSHOWER

Powered by WordPress